La mejor forma de ahorrar para la jubilación [Sin Planes de Pensiones]

La mejor forma de ahorrar para la jubilación [Sin Planes de Pensiones]

Para algunos, la jubilación queda muy lejos, para otros demasiado cerca pero sea cual sea tu situación, es un hecho que tarde o temprano llegará el momento de retirarnos del mundo laboral y entrar en una etapa nueva de nuestras vidas: la jubilación.

Durante la etapa laboral estamos contribuyendo a la Seguridad Social con la esperanza de que cuando llegue nuestro momento, tengamos una pensión acorde a nuestros esfuerzos. Si estás apenas a unos años de jubilarte, seguramente tendrás una pensión más o menos digna esperándote, mientras que aquellos que les queden aún muchos años por delante, no pueden estar tan seguro de ello.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) ha estado advirtiendo de la necesidad de mejorar el sistema de pensiones en su publicación Pensions at a Glance (2017)

La sociedad se está haciendo cada vez más mayor y los jóvenes son los que deben sacar adelante las pensiones. Para afrontar esto, inevitablemente no podemos confiar en el sistema de pensiones para vivir durante nuestra jubilación. Es por ello que necesitamos comenzar a ahorrar desde hoy mismo.

Y la mejor forma de ahorrar es invirtiendo. La razón por la que ahora es el momento de lanzarse a ahorrar invirtiendo, es debido al interés compuesto. Si quieres aprender más sobre qué es el interés compuesto, lee este artículo que he escrito, te sacará de dudas.

Por qué los Planes de Pensiones no son siempre la mejor forma de ahorrar para la jubilación

Si bien existen varios vehículos financieros que nos permiten ahorrar para la jubilación, los más conocidos son sin duda los Planes de Pensiones. Los Planes de Pensiones tienen sus ventajas y desventajas que debemos tener en cuenta a la hora de utilizarlos como una forma de ahorro para la jubilación.

Ventajas de los Planes de Pensiones

  • Nos ofrecen ventajas fiscales considerables ya que nos permiten desgravar las aportaciones de la base imponible. Esta ventaja nos permite que a lo largo de todos los años que realizamos se aporta al Plan de Pensiones, pagamos menos en impuestos. El límite fiscal máximo a desgravar del conjunto de aportaciones anuales al Plan de Pensiones es de 8.000 euros anuales o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas (la que sea menor de las dos)

Desventajas

  • No se puede rescatar el dinero aportado al Plan, sin pagar una penalización hasta cumplido el plazo contratado (excepto en casos de invalidez, fallecimiento, desempleo de larga duración, enfermedad grave, desahucio de la vivienda, pasados 10 años de la primera aportación: este supuesto está pendiente de desarrollo reglamentario)
  • Las comisiones anuales a pagar son muy altas, al punto que lo que te haya generado ese año puede que las comisiones se hayan comido esa rentabilidad. Las comisiones están alrededor del 1,25% al 2%.
  • A la hora de rescatar el dinero cuando llega el momento de jubilarse, es cuando se deben pagar los impuestos. Dependiendo de cómo se rescate el dinero habrá que pagar más o menos impuestos.

Respecto a esto último, el rescate del Plan de Pensiones se puede hacer de diferentes formas: rescate en forma de capital (se rescata todo lo ahorrado a la vez), en forma de renta (se rescata mediante una mensualidad, mes a mes), en forma mixta. En cualquier caso, lo que se rescate debe tributar (tanto lo que has aportado como lo que te ha generado los ahorros). Los tramos actuales del IRPF son los siguientes:

  • 0 a 12.450 € = 19 %
  • 12.451 € a 20.200 € = 24 %
  • 20.201 € a 35.200 € = 30 %
  • 35.201 € a 60.000 € = 37 %
  • Más de 60.001 € = 45 %

Como podrás observar, la mitad de toda una vida de ahorros se puede esfumar en impuestos. Estas son unas de las razones por las que otras opciones son más favorables para ahorrar para la jubilación

la mejor forma de ahorrar para tu jubilacion

La mejor forma de ahorrar para la jubilación son los fondos indexados

Los fondos indexados son aquellos fondos de inversión que replican el comportamiento de un índice bursátil o de renta fija. Por ejemplo un fondo indexado que replique el IBEX 35 sería aquel que replicase el comportamiento del índice a bolsa española, es decir, de las 35 empresas más importantes de España que cotizan en bolsa.

Estos fondos tienen unas características muy interesantes que resultan muy atractivas para ahorrar para la jubilación:

Ventajas

  • Los fondos indexados tienen unas comisiones muy bajas (por debajo del 1%), lo cuál nos deja un mayor margen de rentabilidad. Eso es debido a que replican el índice bursátil casi de forma automática y ahorran en costes ya que son fondos de gestión pasiva.
  • Son activos que se pueden convertir en líquidos muy fácilmente. En otras palabras, puedes vender tus participaciones y rescatar tu dinero sin sufrir penalizaciones de ningún tipo.
  • Los impuestos a pagar son mucho más bajos que en los Planes de Pensiones ya que solo tributan los beneficios obtenidos, no los ahorros aportados al fondo.

Los tramos actuales del IRPF son los siguientes:

  • Hasta 6.000 € de beneficios = 19%
  • 6.0001 a 50.000 € = 21%
  • 50.000 € en adelante = 23%

Desventajas

  • Al ser un fondo de gestión pasiva, los gestores no ponen freno a la caída, cuando hay una caída enorme en el mercado. Sin embargo la media entre las caídas y subidas, siempre ha proporcionado una rentabilidad positiva en el largo plazo.
  • Las rentabilidades suelen ser más o menos constantes dependiendo de tu tolerancia al riesgo. Al ser un fondo de gestión pasiva, las rentabilidades pueden llegar a ser inferiores que en el caso de que fuesen de gestión activa (un gestor que esté siempre al tanto de las subidas y bajadas de bolsa y gestionase tu cartera activamente).

Warren Buffet considerado como uno de los mejores inversores del siglo ha dicho lo siguiente:

«Mi consejo a mi administrador (fideicomisario) no podría ser más simple: Pon un 10% del dinero en bonos del gobierno a corto plazo y el 90% en un fondo indexado S&P 500 de muy bajo costo»

Lo cierto es que yo sigo esta estrategia para ahorrar para la jubilación y no podría estar más satisfecho. Utilizo un robo-advisor (gestor automatizado) para invertir en fondos indexados, llamado Indexa Capital.

En el último año mis ahorros han alcanzado un 9.5% de rentabilidad y la atención al cliente no podría ser mejor. Si bien todo se tramita de manera online, me han atendido mis preguntas por teléfono y por email de manera rápida y cómoda.

Lo mejor de todo es que simplemente es meter el dinero y te olvidas. Puedes ver cómo va evolucionando tus ahorros y cuánta rentabilidad estas obteniendo.

Si quieres saber más, a través de este enlace, si abres una cuenta con ellos tendrás durante un año tus primeros 10.000 € gestionados de manera gratuita.

Por donde empiezo a ahorrar para mi jubilación

Para comenzar a ahorrar debes tener siempre presente el fin en mente. Debes plantearte las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto necesito para vivir? (tus gastos anuales)
  • ¿Cuánto dinero me gustaría disponer al mes para vivir durante tu jubilación?

En función de las respuestas a estas preguntas podrás estimar mejor o peor lo que necesitas ahorrar para vivir durante tu jubilación.

Regla del 4%

Para calcular más o menos la cantidad de dinero que necesitas ahorrar ahora para vivir durante tu jubilación se aplica la regla del 4%.

Esta regla sale de un estudio que se realizó en la Universidad Trinity en Estados Unidos en 1998 y que se actualizó en 2010. Se utilizaron los datos de la bolsa y bonos estadounidenses desde 1926 hasta 2010.

Lo que trataban de averiguar era la cantidad de dinero que puedes retirar durante 25 años teniéndolo invertido en bolsa sin que se te acabe el dinero. La regla del 4% se obtuvo al comprobar que ese era el porcentaje óptimo de fondos a retirar para que tus fondos duren 25 años.

Aplicando la regla del 4% entonces simplemente podemos calcular cuanto dinero necesitamos para jubilarnos de la siguiente manera: Cantidad de dinero que necesitas para vivir anualmente x 25.

Por ejemplo, suponiendo que necesito o deseo para vivir unos 2.000 € al mes durante mi jubilación, suponen 24.000 € al año que multiplicados por 25 son 600.000 € la cantidad de dinero que necesitaría para jubilarme tranquilo.

Esa cantidad es orientativa ya que presupone que el dinero tiene que estar invertido en bolsa y que la rentabilidad de la bolsa no siempre es la misma y estos datos se basan en fondos americanos. Además no se tiene en cuenta los impuestos que tendremos que pagar por las rentabilidades obtenidas por nuestras inversiones.

A pesar de las asunciones que hace esta regla, te puede dar una idea orientativa de cuánto dinero necesitas para disfrutar durante tu jubilación de una buena pensión.

Sería prudente por tu parte añadirle un porcentaje un poco mayor a tu estimación para caminar sobre seguro. Una vez ya tienes una cantidad clara para alcanzar, estás preparado para aplicar la mejor forma de ahorrar para tu jubilación invirtiendo en fondos indexados. Ten en cuenta cuánto debes aportar al mes para alcanzar tu meta y ¡a por ello!.

Conclusión

La mejor forma de ahorrar para tu jubilación es sin duda aquella en la que te sientas más cómodo. Para mí es mediante fondos indexados. Nunca debemos estar cerrados a nuevas oportunidades de ahorrar invirtiendo y aprovecharlas es lo más importante.

Ahorrar para el futuro es un paso fundamental en tu camino hacia la libertad financiera. En este artículo, enseño cuales son los diferentes niveles de riqueza y podrás averiguar cuan cerca estás de alcanzar la libertad financiera y qué te falta por hacer para alcanzarla.

¡No lo pienses más y lánzate a ahorrar invirtiendo en tu futuro y en el futuro de aquellos que amas!

¿Te ha gustado el post? Entonces te encantarán mis emails
Únete a la comunidad para recibir las últimas novedades

Mi objetivo es aportarte valor y ayudarte en tu camino hacia la autosuficiencia y libertad financiera.

Información básica sobre protección de datos:
Responsable: Vida Plena y Productiva. Finalidad: Gestionar y enviar información de boletines y promociones a través de correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal. Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: [email protected] Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.